THQ ha reorganizado por completo la estructura del equipo global. En este proceso se ven afectadas todas las ramas principales de la compañía, desde los títulos más importantes destinado a un público en concreto al más casual, pasando también por el Online, del que hasta el momento poco se ha podido conocer.

Cada una de estas unidades será dirigida a partir de este momento por directivos cualificados para llevar a buen puerto las finanzas de la compañía, con Danny Bilson como principal responsable de los géneros 'tradicionales', Doug Clemmer al frente de lo que se considera 'casual gaming' y por último Steve Dauterman como principal encargado del sector Online.

Ian Curran es el elegido para lidiar con la edición global de los productos, en una estrategia que ha sido descrita como "el camino que ayuda a que cada sector tenga sus propias responsabilidades, siguiendo la línea que se ha mercado en el plano financiero". Con este movimiento se pretende controlar cada sector de forma exhaustiva, siempre en la constante búsqueda de un mecanismo que evita lanzar al mercado productos que pasen desapercibidos ante la atenta mirada del consumidor.

Fuente:http://www.meristation.com/v3/des_no...338c82&pic=360