Que las tres compañías productoras de consolas de sobremesa se hayan apuntado a los sistemas de control por detección de movimiento es un claro síntoma sobre hacia dónde vira el sector del ocio digital. El CEO de Take Two, Ben Feder, reconoce que esta situación beneficiará a la creatividad de las desarrolladoras y originará productos innovadores.

Feder apunta en GamesIndustry: "Estoy seguro de que esta innovación en el terreno del hardware tendrá su equivalente en el mundo del software, donde se tomarán nuevas direcciones. Nosotros planeamos seguir ese camino. Take Two está centrada en la creatividad y en la innovación. Siempre que exista innovación en el hardware, la habrá en el software".

A pesar de su optimismo, el CEO de Take Two reconoce que todavía es pronto para conocer el camino exacto que tomarán los sistemas de control por movimiento de Xbox 360 y Playstation 3. Con Wii es otro cantar: "Nintendo realizó un trabajo fantástico con su mando y está claro que los consumidores quieren eso, la habilidad para sentarse delante de la pantalla y controlar todo con las manos"