La firma de publicidad Massive, que fue comprada por Microsoft en 2006 y que se encarga del desarrollo publicitario 'in-game' de la compañía de Redmond, pierde el 28 por ciento de su plantilla. La decisión, tomada por la propia Microsoft, está ligada con la operación de reducción de costes anunciada por Steve Ballmer meses atrás.

"A medida que avanzamos seguiremos analizando la evolución de la economía internacional sobre la compañía y si es necesario tomaremos medidas para reducir costes con más despidos", comentó Ballmer en relación a estos últimos movimientos laborales. La firma publicitaria se suma a otras divisiones afectadas como las desarrolladoras ACES o Games for Windows.

Meristation