Ha pasado una semana desde la presentación de Xbox One X y las consecuencias de su irrupción siguen dando de que hablar en la comunidad. Una comunidad que sigue descubriendo algo más que un nuevo hardware pensado para implementar las nuevas tendencias en el apartado técnico, sino una plataforma accesible para los desarrolladores y que responde a las exigencias de una comunidad que cada día se nota más cerca de los de Redmond. Buena prueba de ello son unas nuevas declaraciones de Phil Spencer a GiantBomb, donde podemos observar que el propósito es recuperar las sensaciones que tuvo Microsoft con la Xbox Original.De hecho, esas sensaciones son parte de lo que el máximo responsable de Xbox ha evidenciado, cuando asegura que “con Xbox One X me vienen a la memoria aquellos recuerdos y sensaciones de cuando notamos que la Xbox original era una consola poderosa”. Xbox One X es la consola más potente de la historia, donde es resultado de lo que la comunidad ha querido y no como una respuesta a lo que la competencia a hecho. “Cuando hemos analizado los estudios de marca con la nueva consola, la palabra poderío ha sido la que ha salido a la luz con más frecuencia y, con esto, queremos asegurarnos de que la marca está a la altura de lo que la gente espera de nosotros”.De hecho, “cuando se diseñaba la plataforma, constantemente le dábamos vueltas a eso y no lo estábamos planteando en base a lo que había creado la competencia”, a lo que añade que “PS4 PRo estaba en marca, no conocíamos nada de esa máquina hasta que vio la luz el año 2016, de forma que desde un punto de vista competitivo, no sabíamos nada”. A partir de ahí, podemos recordar que el propio Spencer aseguró que PS4 Pro no juega en la misma división que Xbox One X, ya que la nueva consola de Microsoft es la única que ofrece una experiencia 4K nativa real.
Xbox One X llegará el 7 de noviembre a un precio de 499€.



Leer noticia en la web