La apertura del desarrollo de aplicaciones para Xbox One a todos los programadores que tengan alguna aplicación que hacer llegar a la plataforma Universal Windows Platform, ha permitido que lleguen muchas aplicaciones a la Xbox Store y a la Windows Store. Una de las modas que se ha impuesto es la de hacer llegar emuladores que permitan ejecutar juegos de hardwares clásicos. No obstante, la situación de estos emuladores en una plataforma como Xbox One ha sido un punto controvertido que, en lineas generales, ha obligado a Microsoft a tener que eliminarlas de la tienda de Xbox. Esto no ha disuadido al responsable de emuladores como NesBox, o el de PSP, que ha confirmado el desarrollo de un nuevo emulador para este verano, el de Dreamcast.
Lejos de haber terminado con cualquiera de estos emuladores, desde XB1EMU.COM advierte que sigue trabajando en ellos y haciendo llegar nuevas actualizaciones. Pero la noticia se centra en su nueva propuesta, que pretende llegar a Xbox One este verano con el nombre de WinDCe10. Si bien seguirá existiendo el problema de poder publicarlo en la Xbox Store, se ha planteado llevar a cabo un procedimiento alternativo para evitar que vuelvan a eliminar estas aplicaciones.Según se ha dado a conocer, el plan está en llevar a cabo una descarga inicial que posteriormente requiera de una activación a través de una web que exigirá una pequeña donación para ayudar en el desarrollo. A partir de esa donación, se ofrecerá un vínculo al producto que será descargado en una edición de desarrollador, Dev Mode. No se sabe si se intentará poner en marcha este producto a través de la Xbox Store, pero si que se intentará hacer llegar a lo largo de verano.



Leer noticia en la web